Rodri: El dilema de despedirse a tiempo.-

En 1995, cuando Pedro Rodríguez llegó a la alcaldía, tenía yo 15 años. Estudiaba en el Instituto de Bachillerato “La Rábida” y Huelva aún me parecía ‘la capital’ lejana y grande a la que me llevaban mis padres para comprar ropa o para visitar al médico. A veces en el lento tren que venía de Zafra, a veces en el Renault 12 de mi padre que olía a gasolina y mareaba nada más montarte.

A mí me parecían muy buenas algunas de las cosas que hacía Rodri. Me dejó perplejo la primera vez que me saludó por la calle. Yo era un adolescente con camisetas del Che Guevara y Extremoduro al que, por primera vez, un político conocido le preguntaba cómo estaba. Y le dije: “Usted me hizo las fotos de la Primera Comunión”. Él me contestó: “Me acuerdo, me acuerdo”. Yo sabía que no se acordaba pero me parecía muy humano ese gesto y, desde aquel momento, le tuve una cierta simpatía. Sobre todo porque decía que no era de ningún partido político.

Es cierto que ha cambiado mucho esta ciudad y que ha acertado con algunas decisiones. También es cierto que, a los años de vivir en Huelva, a mí se me antojaba que a esta ciudad empezaba a faltarle vida. Claro que esto es una percepción personal que tiene que ver con la edad. Pero dejaron de hacerse los conciertos del “Ven al Parque” primero, y empezaron a desaparecer grupos de música después. Y cuando volví de estudiar en Granada, lo que yo esperaba era cultura y calle; pero me encontré con una ciudad un poco más gris y escondida en casa. Claro que esto es una percepción personal que tiene que ver con la edad.

Cuando Rodri se hizo muy político y fue menos alcalde a mí ya no me gustaba nada. Para entonces ya llevaba 12 años gobernando y eso me parecía demasiado tiempo. Entonces dejé de ser objetivo y empecé a ser crítico sin ser sensato. Cuatro años después, siendo yo Delegado de Cultura, volví a conocer al alcalde más humano, el que gana en las distancias cortas y, desde entonces, reconozco que le tengo estima.

Una vez, inaugurando juntos una exposición de Latitudes junto a Pablo Juliá y a José Luis Ruiz, cuando llevábamos un rato viendo fotografías le dije: “Alcalde, usted fue el que me hizo las fotos de la Comunión”. No había marco mejor que ese para recordárselo. Él me miró y me dijo: “Sí, sí”. No se acordaba ni tenía porque hacerlo. Había dejado de interpretar el papel que le habían asignado.

Lleva 20 años y aspira a gobernar 4 años más. No tiene sentido. Hay gente que va a votar por primera vez a su alcalde sin haber conocido a otro. Además, después de 20 años no puedes tener la misma ilusión que antes. Creo firmemente que debía haberse retirado por la puerta grande, a tiempo. Creo que hubiera sido recordado mejor si sólo hubiera dejado la impregnación de sus primeros años. Y no es sólo una cuestión de edad, no es porque tenga 70 años y quiera terminar la siguiente legislatura siendo concejal con 74 años, que no estoy en contra de eso, sino que a partir de su segunda legislatura y, sobre todo, después de la tercera se fue quedando sin ideas y fue incumpliendo sus promesas. La política quema y tantos años son demasiados como para no encontrar contradicciones y errores porque, al fin y al cabo, es una persona.

Al final, Huelva ha perdido años, porque ha ido cumpliéndolos a la par de un alcalde que lo ha acaparado todo: el Recre, la bandera, el himno, San Sebastián, el onubensismo, el Rocío, la Semana Santa… Y, al final, sin darnos cuenta, tenemos una ciudad de 70 años que permanece dormida mientras sigue sin AVE, sin Antiguo Colombino, sin Ensanche, sin empleos, sin VPO, sin cultura urbana, pero llena de monumentos.

Es posible que Pedro Rodríguez también se merezca un monumento en esta ciudad, pero lo que no puede es aspirar a convertir a la propia ciudad en un monumento: inmóvil, de piedra o mármol, que no respira…

20 años son muchos para ser alcalde, querido Pedro. Claro que todo esto es una percepción personal.

Publicado en Viva Huelva el 2 de febrero de 2015.

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s