Micaela

IMG-20141120-WA0000-crop

Con “el timbre inconfundible de la verdad humana”, que decía Machado, salen de su boca frases como sentencias. Habla con los ojos y las manos. Nació en mitad del campo. Su comadrona fue su propia abuela. Y ahora preside el PSOE. La primera mujer que lo hace en 135 años de historia. Ramón Rubial y hasta el mismísimo Pablo Iglesias estarían orgullosos.

Si la gente pudiera escuchar a Micaela o a Susana cuando hablan, cuando cogen de la mano o cuando miran a los ojos, el PSOE sería el partido más votado. Porque en el brillo de sus pupilas, en el pulso de los dedos y en la última palabra es donde reside la capacidad de convicción, la creencia, casi la fe.

Yo, que tengo la suerte de coincidir con ellas, veo como la gente más enfadada, más indignada y con más problemas, siguen depositando sus esperanzas en ellas. El único secreto es la cercanía. Los ojos no engañan.

Ayer pasé la tarde con Micaela. Nos conocimos hace 15 o 16 años. En mi primer acto público. Me dijo que no me pusiera nervioso. Yo le dije que era mi madrina, en ese bautizo público, y me contestó que a ella la apadrinó Borrell. Pasó por muchos sitios sin dejar de ser quién es. Al menos, desde que la conozco. Pero estoy seguro que no ha cambiado desde que la trajo al mundo su abuela Micaela.

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s